Almacenar llantas correctamente

Almacenar llantas

Si usa diferentes llantas para diferentes estaciones, es posible que tenga algunas preguntas. ¿Cuál es la mejor forma de almacenar las llantas? ¿Necesito bolsas para almacenar llantas? ¿Cuánto duran las llantas almacenadas? Bueno, sus instintos están afilados. Hay ciertas cosas que debe saber antes de guardar las llantas durante un período prolongado. De lo contrario, es posible que no las encuentre en la misma forma en que las dejó. Aquí hay una lista de control rápida:

Paso 1: retire las llantas 
A menos que tenga un segundo juego de ruedas, deberá cambiar las llantas de cada una de sus ruedas. Para el correcto desmontaje y montaje de ambos juegos de llantas recomendamos encarecidamente que lo haga un profesional capacitado de servicio de llantas. Para mantener el patrón de rotación previsto de las llantas, marque la posición original de las llantas o la posición en la que deberán volver a montarse cuando llegue el momento de instalarlas nuevamente.

Paso 2: limpie las llantas 
Después de estar en la carretera durante un tiempo, no hay duda de que sus llantas necesitarán una limpieza. Sal, polvo de los frenos, suciedad, aceite y gasolina son solo algunas de las cosas que puede encontrar en sus llantas. Por lo tanto, antes de que sus llantas hibernen, asegúrese de limpiarlas bien. Solo necesita jabón, agua, un cepillo de cerdas suaves y una toalla.

Importante: No aplique productos de acondicionamiento para llantas, brillo para llantas ni productos a base de petróleo cuando las guarde. Estos productos químicos dañarán las llantas.

Paso 3: encuentre el lugar adecuado 
Asegúrese de almacenar sus llantas en un clima estable. Donde sea que las guarde, no querrá que se calienten o enfríen demasiado. Desafortunadamente, eso significa que el cobertizo en su patio trasero es una mala idea. Un garaje o sótano climatizado es un lugar de almacenamiento ideal que puede ayudar a evitar que las llantas se agrieten.

Paso 4: encuentre la posición correcta 
Evite apilar las llantas. Almacenarlas verticalmente es el mejor método porque previene el estrés prolongado causado por las llantas colocadas una encima de la otra. 

Paso 5: establezca la presión de aire adecuada 
Si las llantas están montadas en las ruedas originales durante el período de almacenamiento, asegúrese de volver a comprobar la presión de aire e inflarlas a la presión de inflado recomendada antes de volver a instalarlas en su vehículo.