Consejos de manejo para conducir en invierno 

Manejar en invierno

Pocas condiciones de la carretera pueden entorpecer su manejo diario como la nieve. El clima invernal impredecible, como las nevadas intensas o el hielo, es difícil de afrontar. Sin embargo, puede conocer algunos consejos de seguridad para manejar en invierno que le ayudarán a generar más confianza a la hora de conducir.

Consejos de seguridad

Tenga un juego de llantas de invierno
Si ya tiene el juego, va por buen camino. Si aún no lo tiene, todavía puede adquirirlo. Las llantas de invierno funcionan mejor que cualquier otra llanta en la nieve y el hielo. Es un hecho. Para ver llantas que realmente funcionan en condiciones de invierno, eche un vistazo a la Discoverer® Snow Claw™. Para identificar una llanta de invierno, busque el símbolo del copo de nieve en una montaña de tres picos en la banda lateral de la llanta.

Símbolo de copo de nieve en una montaña de tres picos

Tenga un kit de emergencias
Aunque quizá nunca llegue a usarlo, tener uno en su vehículo puede resultar útil. Asegúrese de incluir guantes, cables de arranque de la batería, una pala pequeña, una caja de herramientas pequeña, un kit de primeros auxilios, una linterna con baterías nuevas, un raspador de nieve, una manta, botellas de agua y alimentos no perecederos con alto valor energético.

Verifique las condiciones climáticas y las de la carretera
Antes de salir de viaje o de hacer un mandado, consulte el pronóstico meteorológico. Además, elija su carretera para saber exactamente por dónde ir. Le ayudará a llegar a destino más rápido y sin estresarse.

Mantenga una distancia segura detrás de los quitanieves
Si usted no puede ver los espejos laterales de un camión quitanieves, el conductor no puede verlo a usted. Los conductores de quitanieves no siempre tienen la mejor visibilidad y la pala para la nieve puede crear nubes de nieve que pueden reducir su capacidad de ver la carretera.

Reduzca la velocidad y tenga paciencia
Sí, a veces puede ser frustrante conducir en la nieve, pero siempre debe mantener la cabeza fría. Maneje según las condiciones de la carretera y adopte una conducta segura en la carretera.

Quite la nieve y el hielo de su vehículo
Asegúrese de que sus ventanillas, espejos, luces y techo no tengan hielo ni nieve antes de empezar a manejar. No querrá entorpecer su visibilidad ni hacer que otros conductores no puedan verlo.

Tenga el tanque de combustible lleno
Un tanque de combustible lleno puede ayudar a reducir la humedad en el sistema de combustible y a prevenir la congelación de la línea de combustible. Tampoco querrá quedar atrapado en la nieve porque no lo llenó antes de salir a la carretera.

Tenga a mano los números de emergencias y viaje con la batería del teléfono móvil completamente cargada.
Si se suscribe a un plan de asistencia en carretera, tenga el número donde pueda encontrarlo fácilmente. Y asegúrese de salir de casa con la batería de su móvil totalmente cargada (aunque pueda cargarla en el vehículo).

Use ropa cómoda
Siempre es buena idea usar capas de ropa en clima frío, pero usar demasiadas capas mientras conduce puede restringir sus movimientos. No querrá tener problemas a la hora de ver el punto ciego o algún movimiento alrededor del vehículo.

Conozca su vehículo 
La forma en que su vehículo responda a un derrape dependerá de que tenga tracción trasera, delantera o en las cuatro ruedas. Si tiene sistema antibloqueo de frenos (ABS), asegúrese de saber usarlo correctamente.

No haga girar las llantas

Si se queda atascado en la nieve, hacer girar las llantas demasiado rápido puede ser peligroso. Un giro excesivo de las llantas puede hacer que exploten, literalmente. Cuando se encuentre atascado en la nieve, siéntese y espere. Llame al servicio de remolque. Esto evitará posibles daños a sus llantas o el vehículo y posibles lesiones personales.

Para obtener más información sobre el giro de las llantas, consulte este boletín de servicio acerca del giro de la rueda en mojado.

Consejo final: si el clima es tan desfavorable que usted no se siente seguro de manejar, no lo haga. Quédese en casa y manténgase a salvo. Espere que la nieve ceda y conduzca cuando se sienta seguro.